Visitas

martes, 30 de marzo de 2010

El Frailín

Photobucket
Demolición de "El Frailín". La Voz de Asturias. Foto de Isabel Permuy

Al hilo de todas las noticias sobre abusos y malos tratos a niños que inundan los medios estos días, no puedo menos que acordarme de mi propio infierno infantil.

Entre los 6 y los 11 años, más o menos, estudié en la ya desaparecida "Academia Mercantil" de La Felguera, más conocida como "El Frailín" ya que su propietario había sido fraile. Era un centro privado con un cierto prestigio en la Cuenca del Nalón, aun me pregunto por qué. No sé cual sería su situación legal por aquel entonces pero teníamos que examinarnos en un Instituto para que nuestros estudios tuviesen alguna validez, imagino que, en gran parte, debido a que los profesores carecían de cualquier titulación (puede que en artes marciales). No es broma, daba clase de latín un tipo que había sido seminarista y de matemáticas un currante de la Caja de Ahorros ¿El ideario educativo del centro? Estaban entusiásticamente adscritos a esa innovadora corriente pedagógica conocida como "La letra con sangre entra".

Los malos tratos físicos eran continuos y brutales: palizas, puñetazos, patadas, tortazos, golpes con varas... Los psicológicos no se quedaban atrás y continuamente teníamos que soportar presiones, insultos, burlas, amenazas o quedarnos allí encerrados hasta las 10 de la noche. Siempre recordaré que el primer día que llegue allí iba llorando y el propio Frailín, en persona, me arreó tal bofetada que todavía me duele.

En la España negra de aquellos años este tipo de "educación" debía de estar muy asumida, ya que sólo recuerdo un padre que protestase: un minero que se quejo airadamente porque a su hijo le habían dado una paliza y lo habían dejado con la cara llena de sangre, sin que nadie lo atendiese. Ni que decir tiene que aquel hombre se convirtió en un héroe para todos nosotros por enfrentarse a semejantes energúmenos.

Cuando vine a vivir a Gijón y fui a estudiar al Instituto de La Calzada y a la Escuela de Maestría Industrial pude conocer una realidad muy distinta, pero tardé mucho en perder el gesto instintivo de protegerme de los esperados golpes cada vez que se me acercaba un profesor, fruto del terror que viví durante esos años. Aun hoy tengo alguna que otra pesadilla.

Recordar todo esto no me resulta en absoluto agradable, pero estoy convencido de que no hay que olvidar del todo los momentos malos para evitar que se repitan.

¿Lo más incomprensible para mí? Hay gente que todavía celebra reuniones de antiguos alumnos de "El Frailín". Supongo que algo así como Síndrome de Estocolmo porque sino no me lo explico

29 comentarios:

Pues si; tú eres de mi época y yo también tenía pánico a la regla. Y creo que Guillermo Tell es el culpable, jejej. Recuerdo el libro, que para mi tierna infancia tenía letra pequeña (olvidémonos de dibujos) y si te perdías, tocaba regla.
Ahora se llaman abusos y antes se llamaba disciplina. Y que conste que aún hay gente que piensa que es correcto esto.

no sabia la historia de ese colegio en particular pero no me cuesta imaginarlo,antes habia otro tipo de educación y los profesores no tenian reparos en pegar,de aquella puede que pensasen que era lo correcto,pero no,eso no es forma de educar.por suerte eso quedo atras y ahora la relación profesor/alumno es más normal

Hasta bien entrados los 80(doy fé con algun*s profes de mi colegio,dep)esto se siguió dando. No con la saña de antes,desde luego,dónde va a parar.De hecho,hasta guardo buenos recuerdos de ellos y,prometo,no sufro EStocolmo alguno.
Quizá,por ello,algunos pensemos que,aunque la violencia-del tipu q sea-no ye nunca la mejor opción, siempre nos queda esi resquiciu del "un par de leches a tiempu".

Suerte tienes/tuviste en ser una persona normal,que habralos que,realmente,no lo superaron,fíu.

Fijate que yo soy de La Felguera de toda la vida y no tenia ni idea de eso, es mas, cuando era guaja y oía hablar del frailin, me imaginaba que era una escuela pa crios ricos y pijetes. No sé, es lo que tu dices, siempre tuvo un prestigio del copón.

Me encanta conocer las historias de gente que lo ha vivido de primera mano.

Un saludo y felicidades por el blog...

M. Carmen,hay que estar muy tarado para que este tipo de cosas parezcan normales. Enseñar a los niños cosas como la disciplina, el respeto a los demas y otros valores similares no debe hacerse a base golpes y palizas sistematicas,eso solo les enseñara a imponerse sobre los demas con la fuerza bruta.

Es impresionante. Desgraciadamente, ese tipo de recuerdos acompañan a quien los sufrió de por vida.

Ayer escribí un comentario y no salió...sería el espíritu del Frailin.
A esta Academia fué también Antón Saavedra según lei yo en algún sitio.
Yo recibí también buenas tortas pero nada que ver con un hermano mio que suspendió 4 asignaturas en Junio y a mi madre le hablaron "muy bien" de una Academia aqui en Avilés en la Calle la Fruta, a los pocos dias aparecio lleno de renegrones por las piernas y decia que les daban patadas, tortas en la cara y cabeza, pues nada aguantó como un heroe y en setiembre aprobó todo, porque la letra con sangre entra, quedó traumatizado para toda la vida.

Yo "ESTUDIE" aquí y si algo lamento es no haber sido mi mano la que manejase la máquina de derribo con el cabezón y todos sus profesores presenciando la escena por cojones. Igual que me "ENSEÑARON" ellos por cojones. ¿A QUE JODEEEE?

LANGREANU (1)
Hola Daniel
Yo también fui al Frailín y coincidí con tu hermana. Como dice otro comentario a pesar de la represión brutal que sufrimos, algunos de sus antiguos alumnos son gente que ha brillado en la política (como tú) y otros, en pintura, medicina, etc...
También recordar que estábamos en una DictaDURA, y que LANGREO y las cuencas sufrieron una fuerte represión y esa forma de enseñar formaba parte de aquel escenario social. Eramos los gérmenes de una nueva generación y había que someterla de raíz. En los colegios de monjas y frailes, eran más sutiles, pero sicológicamente también machacaban lo suyo. Recordar también que allí fue "lo mejor de cada casa" y los recreos eran para algunos infelices, una sucesión inacabable de insultos, golpes y humillaciones, y no eran los profesores quienes los inferían. La mayor ofensa que podemos hacerles a aquellos crueles personajes es ser normales, y defender el resto de nuestras vidas la democracia, la igualdad, el respeto hacia la persona, la solidaridad y todos los valores que intentaron vanamente marchitar de nuestro interior.

A ver...vayamos por partes...
Yo estudié también en el Frailín....al igual que otros muchos.
No era pa tanto....
Cierto que pegaba...y a veces se humillaba..pero eso, entonces, se llamaba, como M. Carmen bien dice "disciplina" (y no represión, como dice otro por ahí)...
Era lo que se llevaba...(aunque reconozco que allí había alguno con ciertos brotes psicóticos...)

Lo que ya no admito es que se diga que era un sitio "malo" en el sentido académico...de ahí salieron grandes profesionales...
no mezclemos una cosa con la otra...

me hace gracia también lo de que ahora la relación con el profesor es más normal.....
joder....a ver si van a algún instituto o colegio de ciertas zonas....¡cuanta falta hacen allí los ostiazos del Frailín!...y los únicos que tienen pesadillas son los profesores...

Yo no guardo un mal recuerdo de allí...seré un tarado....pero fíjate....hasta hice carrera...y coincidí hace poco con otro tarado que fue a una reunión de Antiguos alumnos que es un Ingeniero de Caminos...
saludos desde un langreanu de Lada pe los Madriles...
pablo

Pues yo estudie en el Frailin en los 70, de bofetadas tuve mi racion, aunque ninguna paliza brutal si me quedaron maracas sicologicas por años.
Al que hizo el comentario anterior, le digo ,que el es el confundido, claro que a fuerza de hostias salieron algunos profesionales, pero eso cuentaselo a las niñas que yo presencie como golpeaban con el puño cerrado hasta reventarles narices y ojos,otras arrastradas por la melena desde el fondo del salon hasta la pizarra por el suelo.
Y toma esto de uno que sacaba matriculas de honor.
Al Cabezon le van a estar dando de hostias en el infierno por toda la eternidad...Eso si, yo ya estoy en paz le deseo solo R.I.P. y eso lo digo en serio.

He estudiado en el Frailin, casi nada todo el bachiller, doy fe de lo que se dice de tan ilustre colegio, los profesores, por llamarlos de alguna manera, ya que no tenían la titulación requerida para dar clase, eran unos auténticos torturadores, y no quieto ni una coma, nunca se me olvidará un día que en 1º, teníamos 11 ó 12 años, nos daba clase Segunda García Ordiales, espero que el infierno lo reciba con la misma alegría que yo se lo envío, le dio una paliza a uno de los alumnos que echaba sangre por los oídos, cogerte por los pelos y la culera y salir por la ventana y así un sin fin de historias. Sólo me queda una espina clavada no haber manejado la máquina que derrumbó el edificio, pero con los profesores dentro, y no tendría remordimientos de conciencia.

A Don Daniel Gutierrez Granda.

Según las fechas que tu manejas es dudoso que, al que tu llamas Frailin, te recibiese, en tu primer día de clase, con unas bofetadas, pues aquel señor falleció el 26-07-1974. Se llamaba como tú: Daniel. Y era tu padrino.
En una sola cosa llevas razón en tu comentario; pero no en tu época, sino muchos años atrás. Me refiero a que algún Profesor no tuviese título académico necesario. Por ejemplo: Tu padre, el muy querido Juanin.
Se puede llegar a ser Director General de Deportes sin haber hecho estudios, sin haber practicado deportre alguno. Basta con pertenecer al Partido.
No entiendes que todos los años- y van quince- nos reunamos los ex-alumnos en fraternal comida. No puede comprenderlo, ni lo hará jamás quien ha olvidado las ayudas de la Academia, en Gijón.
Pero esta última potencia, que no otras, puedes fortalecerla viajando en el Carreño, que la suave brisa cantábrica activa la memoria.

estaba buscando cosas sobre la academia mercantil a una que después de un tiempo le da nostalgia.y sí no me avergüenza decir NOSTALGIA,porque si bien es cierto que en mi época ( tengo 30 años,acabe en el 94)quizá no era tan "tremendo"alguna torta si que nos cayó.Pero tambien reconozco que tengo grandes y buenos recuerdos de allí, las excursiones,los compañeros y porque no, algún profesor..en mi época daban clase: Calero,Suarez,Aurelio,Maricarmen,Denia,Bahamonde;cuqui la mujer de este...
No sé dentro de las tortas ( aveces justificadas)no creo que fuera mal colegio y como veis,entre buscándolo echando de menos aquellos años.

Por lo que leo, las opiniones sobre el Frailín no precisan la época de la que hablan, de ahí, tal vez la disparidad. Yo estuve a finales de los años cincuenta y primeros de los sesenta, y entonces algunos profesores usaban un palo para golpear en manos, trasero y espalda. Cierto que no todos recibían la misma cantidad. Pero es sabido que en un sistema de este tipo muchos aprenden en cabeza ajena y procuran no moverse. El clima en general era ciertamente opresivo. También ocurría que los profesores eran humanos y, acostumbrados a golpear por sistema, en ocasiones perdían el control y había brutales agresiones. El más destacado en este aspecto, por su frialdad y falta de piedad era Don Ismael, fallecido hace ya algunos años. Sobre el èxito académico se deberían hacer también algunas precisiones. Es obvio que había buenos alumnos, y que el sistema disciplinario forzaba a estudiar a muchos en otras condiciones tal vez no lo hubieran hecho, pero también debe tenerse en cuenta que el fracaso escolar era muy superior al de hoy día. Claro que no se le llamaba "fracaso escolar" sino mangancia. En concreto, clases de cuarenta o más alumnos en el bachiller elemental quedaban reducitas a doce alumnos en el bachiller superior. Al menos, así ocurrió en mi época. Sobre lo de asistir o no a las reuniones de antiguos alumnos es fácil de entender las distintas actitudes, ya que la experiencia no fue igual para todos y nadie puede calcular las heridas psicológicas ajenas.

A ver, ho....como ye esto...
ose, que según Begoña Alvarez...

Te dió una ostia brutal a tí, probe guajín, un paisanón que había muerto dos años antes de dártela...
Además..era tu padrino
Además, tu propio padre dio clase en el colegio...siendo uno de los que denuncias "no tenían el título"....
Además, llegaste a alto cargo por el hecho de "militar"

además, además....

hasta hoy

os aplauden y jalean tanto aún...que es impresionante el nivel de mentira y manipulación que llegais a conseguir...
entre el asentimiento de la cabaña lanar asturiana...

toy impresionau, Daniel...

pablin

Pues para mí,fue una de las mejores épocas de mi vida,no sólo por los amigos que salimos de allí,sino también por la relación con los profesores.No sé como sería en la época de la que vosotros estáis hablando(supongo que en esa época,estas cosas no sólo se haría en la Academia,sino en la gran mayoría de los colegios),pero por lo menos en la mía era uno de los colegios de Langreo,ni palos,ni malos tratos ni nada de nada.Tengo 28 años y a mí me dieron clase Suárez,Calero,Aurelio,Cuqui... y aún hoy en día sigo manteniendo una buenísima amistad con todos ellos.

Yo estudie en los 80 y también digo que tortes les que quieras y más, y sobre todo de la Mari Carmen.Aún me acuerdo del día que un compñero no se sabía la lección y literalmente lo cogió por los pelos de la nuca y estampó su frente contra el encerado varías veces. O el famosillo director de un torta reventarle las narices a otro compañero. Por eso el día que derribaron el colegio me fue totalmente indiferente. Solo guardo recuerdo de un buen profesor Baamonde, era muy exigente pero en el fondo buena persona. Nunca olvidaré un día estando en quinto nos tuvo que venir a cuidar porque falto nuestro profesor y nos dijo:" Ven estas manos son muy grandes y por eso tuve que dejar de aprender lecciones de piano" en la hora que nos cuidó no se movió ni una mosca, pero lo dicho en el fondo buena persona. Algunas dicen que nunca vieron nada pero será a lo mejor que su padre o tío le daba clase (comentario del 14/09/20011 a las 20:55)

Como en algun que otro sitio donde solo leo cosas malas del frailin, voy a empezar diciendo que ni soy hija, ni familia de nadie de alli. En mi epoca (tengo actualmente 39 años) todavia habia algun que otro golpe, pero nada de lo que se describe mas arriba. Supongo que el hecho de que Franco ya no "reinara" tiene algo que ver. Mis recuerdos del frailin son buenos, tuve una buena infancia con buenos amigos y compañeros y en cuanto a los profesores, habia de todo y para todos los gustos, ya se sabe...lo que para uno es basura, para otro es un tesoro. Lo que no soporto es la manía de determinados personajes de enfadarse cuando uno dice que sus recuerdos del frailin son buenos. Era lo que faltaba, que critiqueis y juzgueis la falta de libertad y la violencia y nos impongais a los demas lo que debemos recordar y expresar. Por ahi no vais bien, al igual que lo que se hacia en el frailin (que yo gracias a dios no vivi)estaba muy mal y no es justificable, tampoco lo es querer hacer ver a los demas lo que vemos nosotros. TODAS LAS HISTORIAS TIENEN DOS PARTES, solo hay que leer el articulo de Daniel y el comentario de Begoña...Juzguen ustedes.

Hola a todos,tengo 49 años,casi na,también participé de las ensaladas de leches q se repartieron en el Frailín.eramos 5 hermanos y todos pasamos por allí.Solo mí hermano(Valentín)tuvo mas suerte,le tocó la era mas suavecita,también tengo q decir q era el mas estudioso o mas listo de la casa.
En el Frailín si eras disciplinado y medianamente listo lo tenías mas fácil,pero si tenías problemas de atención de retención ect.je je
ibas listo.Agradezco a Mari Carmen,Denia,Aurelio,Don Luis q mis pocas ganas de estudiar se convirtieran en asco y rabia.
Jamás olvidaré cuando veía a mi hermana venir sangrando por un oido,mi otra hermana con un chicle enredado en su pelo y saber q yo también iba a participar de tan ilustre educación.
Os diré,tuve un hijo y ni de coña se me ocurrió enviarlo allí.
Besos a todos los sufridores y enhorabuena a los q no.

Mi madre estudió en la Academia Mercantil entre finales de los 50 y los años 60 y desde luego no comparte esas opiniones. Había dos profesores que solían arrearle, como pasaba en tantísimos centros de enseñanza, pero de ahi a que sus compañeros y compañeras recibiesen grandes palizas como si fuese un campo de concentración hay un mundo. Durante muchos años fue a las reuniones de exalumnos no por padecer sínfrome de Estocolmo, si no porque conoció a muchísimos compañeros a los que aprecia. Y por cierto, salió de ahí con muy buenos conocimientos.

Estudié en el Frailín. Sacaba muy buenas notas y aún así, no volvería allí sino para comprobar que, en efecto, han derribado el edificio, de lo cual me alegro inmensamente. Acudo a reuniones de ex-alumnos no por síndrome de Estocolmo, sino por afecto para con ellos y sobre todo: PORQUE NO VAN LOS PROFESORES. Jamás tuve a gloria estudiar en ese lugar y por nada del mundo dejaría que ningún joven fuese a semejantes lugares. Era un lugar miserable, como la inmensa mayoría del ¿profesorado?

Estudió desde 1958 a 1968, incluyo clases particulares de Preu. De todo. He visto de todo, he recibido de un profesor mal nacido, una auténtica bestia parda, a quien recriminé la acción en una de las comidas anuales, una auténtica paliza por la espalda de la que no se ni como salí bien librado, gracias a los comapañeros de los lados no fue la cosa a más. No se atrevió a recibir a mi abuelo ni a mi padre. Se escondió. Alguna otra más llevé. Pero a pesar de todo esto, LO MALO está olvidado en algún lado y comparto verdadera amistad con amigos de clase, y ya llovió..., y espero seguir haciéndolo muchos años más. Ya se han muerto varios y nos une más su recuerdo.. De las "mejoras sociales" que tenían algunos alumnos de esta academia pueden dar fe muchos, becas, transporte, ayuda a la comida, libros, antes de que existiese esto que llamamos estado del bienestar ya lo tenía implantado D. DANIEL ÁLVAREZ en su, y nuestra, ACADEMIA MERCANTIL. Y por muchos de sus logros, pero muchos, y para recordar viejos tiempos nos juntamos varios compañeros, los que quieren, en una comida de camaradería donde hablamos de todo, de como nos va la vida, de como les va a nuestros hijos, si tenemos nietos, como andamos de salud, y nuestras mujeres, y nuestros queridos padres.
¿Ésto es síndrome de Estocolmo?. Espero que este 2015 nos juntemos, cuando menos, los mismos del 2014, será buena seña que al menos no falta ninguno. Y quien se quiera añadir ya sabe donde se puede informar. Hoy la informática es un pozo de sabiduría, y hay teléfonos por doquier. Un abrazo.

Soy alejandro de ancos. Fui al frailín y me dieron de todo y guardo cierta animadversión a dos profesores, uno por hp y otro por idiota.
Me dieron como a todo el mundo y espabilé poco o mucho (yo qué sé)pero actualmente, cada jueves, nos reunimos en la felguera unos cuantos de aquellos sufridores y nos reimos y recordamos "nuestros" viejos tiempos y haremos (mejor decir: iremos a ....)una comida o dos cada año. Sin profesores, solo alumnos.
Asi que quien quiera.....y tenga en torno a los 60, puede ponerse en contacto con el yo: alejandro@ochobre.es

Isaura
Yo estudié en el frailín desde el año 65 hasta el año 69 , dudo un poco el año de comienzo porque no se exactamente a que edad se empezaba en el colegio, se que lo dejé en el año 69 porque nos vinimos para Galicia, mi padre enfermó de silicosis y supuso un cambio brutal en mi vida que aun recuerdo con mucha tristeza. Mi hermano me lleva 10 años y tambien estudiaba alli, si que pegaban y mucho pero yo era una niña lista y muy espabilada (cualidad que fui perdiendo), recuerdo con mucho cariño a mi primera profesora la señorita Estrella, y con más miedo a la señorita Denia que recortaba papeles en clase de un modo que rozaba lo neurótico hasta convertirlos en cachitos minúsculos, y alguna vez me hizo salir de clase , cruzar el patio e ir al edificio grande (para mi enorme) a buscar una vara porque la de ella se le rompía de lo fuerte que daba. Y Don Daniel, me cogía en la fila y me levantaba en el aire y me llamaba" pipiolina ",nos envió una carta preciosa cuando mi padre murió y nos visitó alguna vez. No comparto en absoluto esa forma de enseñar pero creo que era el sistema dominante en todas partes, la vilolencia se enseñaba y se aplicaba en la escuela, y a pesar de todo tengo un estupendo recuerdo de esa época.

Hola yo estudie en los años 1960 y me tocaron Estrella . Angelita . La Sofia pedazo machorra . El Segundo Ordiales . El Pigmeo . El Luisito . Señores un desastre

Amigo Daniel, soy Alejandro de Ancos.
Cada viernes a las doce de la mañana, un grupo de exalumnos del Frailín y AMIGOS entre nsosotros, nos reunimos a tomar uno o mas vinos y nada de sindrome de Estocolmo.....me traicionaron mas en el partido en en el Frailín....y a lo mejor a ti tambien...
ABRAZOS fuertes y apretaos

Yo he estudiado ahi exactamente en esas fechas

hola yo quería decirle algo a estos compañeros del colegio el frailin donde yo intente estudiar,que he estado viendo cada uno de los comentarios de varias personas que también han "estudiado" en ese colegio.
yo no se si estos fulanos llamados profesores que no lo eran, si alguna vez han recapacitado sobre su comportamiento hacia unos niños indefensos.Os puedo decir que a mi me conocía el conserje porque salía muchos días sangrando por la nariz, de las ostias que me dieron.
algunos puede que recuerden el manojo de llaves que llevaba el sinvergüenza del ordiales, este fulano no se si tenia algún problema familiar y lo pagaba con los alumno.Te daba unos puñetazos en la espalda que te cortaba la respiración y en una ocasión caí al suelo y alguno de la clase pensó que me había matado, el también lo paso mal porque pensaba también que me había matado, menudo h. p.
os iré contando cosas porque veo que no se cuentan todas. un saludo